Ser ingeniero

Cuando uno lanza la frase: Quiero ser ingeniero y en la edad en la que uno se plantea esto, dudo que sepa en lo que puede repercutir semejante decisión. Es imprescindible que esa persona sepa de la sociedad, cómo avanza y hacia dónde, y, sobre todo, qué estudios serán los más solicitados cuando acabe, lo cual hace de esta decisión un quebradero de cabeza, y más sabiendo que las ingenierías van adaptándose al mercado y se renuevan, cambiando su temática o contenido de estudio.

La palabra ingeniero, que engloba multitud de disciplinas y términos, es actualmente el referente de muchas tareas o desempeños que han ido variando desde la propia creación de la palabra, vocablo latín chigüi (fuente: Wikipedía).

El de ingeniero fue uno de los oficios que fue adoptando diferentes tipos de nombres a lo largo de la historia y que, hoy en día, es uno de los perfiles más solicitados en el mercado laboral.

Al ingeniero de hoy le han sucedido varias cosas, siendo una de ellas la especialización profunda, que ha derivado en multitud de sub-ingenierías abarcando campos tan dispares como las ingenierías económicas, las de datos o las matemáticas.

La ingeniería es, pues, uno de los campos más atractivos y modernos, lo que se traduce en algo seductor para los jóvenes que recién estrenan carrera o tienen que plantearse el conocido “¿qué quiero ser de mayor?”.

A pesar de que la sociedad y la cultura abocan a generaciones enteras a otros tipos de inquietudes reflejo de la televisión y de fenómenos de las redes sociales generando una disminución en el número de ingenieros y profesionales del sector, todavía se siguen creando profesionales cualificados en todos los sectores.

Cada vez más, las empresas buscan a sus trabajadores en escuelas y universidades, antes de que finalicen sus carreras de ingeniería.

También vemos corrientes migratorias de profesionales de países creadores de talento, donde la pereza por el estudio o generaciones acomodadas en su “zona de confort” tienen como consecuencia que no aspiren a realizar ningún tipo de ingeniería técnica o superior.

Por suerte, el mercado laboral ofrece muchas oportunidades a jóvenes que quieren formarse como ingenieros a quienes se les da la posibilidad de asistir a sesiones de asesoramiento, ferias de empleo y jornadas de orientación laboral, como en el caso de algunas universidades que buscan el talento entre los miles de jóvenes que deciden lanzarse a la aventura de estudiar.

Después de la enseñanza obligatoria, ¿qué ingeniería estudio?

Desde el 2013, rige en España la Ley LOMCE, ley implementada por el ministro Wert, no exenta de polémica.

Esquema de las diferentes leyes de Educación en España

 

En el siguiente gráfico, obtenido a través de la web Sistema Educativo, podemos ver el esquema de enseñanza vigente en el territorio nacional y que nos sirve como guía para entender cómo se organiza el sistema educativo. Podemos ampliar la información haciendo click en la imagen.

Posibilitados después de la enseñanza obligatoria

 

Es en esta fase donde, después de pasar la enseñanza obligatoria, uno debe escoger el camino seguir en sus estudios, si ingeniería o diplomatura.

El estado también ofrece información sobre la enseñanza mediante la publicación de información relevante en sus portales web, como por ejemplo este documento PDF sobre la FORMACIÓN PROFESIONAL, en el que se explica detalladamente cómo se intenta canalizar el talento de los estudiantes hacía los ámbitos competenciales. Sea como fuere el camino hacia la ingeniería, lo que es seguro es que el talento, es algo innato entre los alumnos que han decidido volcarse en una ingeniería o estudio superior.

La ingeniería se una carrera con muchas salidas aplicadas a varios àmbitos

 

Además, el estudiante, a lo largo de su trayectoria, debe tomar diferentes decisiones, entre ellas la de decantarse por qué grado técnico va a realizar y posteriormente, si optará por un máster o un doctorado. Decisiones que afectarán tanto a su recorrido formativo, como a su bolsillo.

El futuro ingeniero debe buscar recursos de financiación privada (préstamo) u optar a una beca que sea ofrecida por escuelas o empresas interesadas en su talento.

La Universidad Rovira i Virgili ofrece también en su web una infografía gracias a la cual podemos ser conscientes del abanico de opciones que se nos abren una vez hemos finalizado la educación obligatoria.

Estudios universitarios Universidad Rovira virgili

La globalización es algo que también afecta a la enseñanza, tal y como podemos observar en cualquiera de las ferias de estudiantes en las que universidades internacionales, además de aportar estudios de ingeniería, ofrecen a su bolsa de empresas colaboradoras la posibilidad de otorgar becas o descuentos a estudiantes con talento que tengan ganas de forjar su futuro en una ingeniería.

El ingeniero de HOY

El ingeniero de hoy es un perfil especilitado en ámbitos muy concretos

El ingeniero de hoy debe ser un profesional especializado cada vez más en ámbitos más concretos, debe ser innovador y con una gran predisposición a la formación contínua, donde un mercado tecnológico aboca a la obsolescencia a cualquier carrera en un corto período de tiempo. Este profesional debe estar atento a las ingenierías y al mercado y ver cómo evolucionan para poder ofrecer soluciones e innovaciones que hagan que la empresa esté en todo momento dentro de la actualidad tecnológica. Asimismo, el ingeniero debe estar en contacto con otros profesionales con un perfil similar al suyo. Una de las redes es Linkedin que te permite ampliar tu red de contactos profesionales, contratar a otros profesionales, hacer que te contraten, buscar oportunidades de negocio o nuevos proyectos en los que involucrarte. Si eres ingeniero y quieres tener un perfil 10 en esta red, entonces te recomendamos que leas las siguientes pautas y las apliques a tu perfil.  

En un mundo globalizado, el ingeniero junior está menos sujeto a una zona de confort, es inquieto y quiere pertenecer al mercado de trabajadores con experiencia, lo cual le hace muy volátil; esto se traduce en una gran demanda de ingenieros que van cambiando de empresas para adquirir conocimientos y expertise. Por el contrario, a las empresas se les hace difícil retener un talento tan rico, lo que las conduce a tener que reinventarse para retener dicha experiencia en sus oficinas.

Testimonios de un ingeniero:

  • ¿Qué té motivó a estudiar ingeniería?

  • ¿Cómo se encuentra el mercado del ingeniero?

 

Como siempre pasa, la tecnología va mucho más rápido que las enseñanzas homologadas, y las ingenierías de antes se han tenido que actualizar para ofrecer al mercado un ingeniero actual, especializado, tech, IT, que sepa cubrir la alta demanda de unos sectores en plena expansión y que han requerido migraciones de ingenieros, allá donde la demanda es más alta.

Este perfil de trabajador que ahora se renueva, ya no es el ingeniero que solo tenía cuatro salidas profesionales. Ahora el ingeniero tiene una formación basada en una disciplina común, pero que a posteriori se transforma en función de la especialización que uno elige.

Todas las ingenierías comparten unas asignaturas colectivas, como por ejemplo matemáticas y física, que le puedan ofrecer al ingenier@ las herramientas para:

  • Automatizar procesos.

  • Diseñar productos.

  • Diseñar procesos y/o sistemas.

 

¿Qué hace un ingeniero?

Su función dentro de una empresa será aportar soluciones ya sean tecnológicas (cada vez más, en empresas IT) o industriales. Identificar los procesos y saber detectar el problema, aislándolo y optimizando dicho proceso, requiere de las materias anteriormente descritas. Dichos conocimientos hacen que el ingeniero sea capaz de ofrecer una reducción de costes en la fabricación del producto.

El diseño de un producto por parte de un ingeniero hace que sea posible su fabricación en cadenas de montaje, a la vez parte de un sistema también desarrollado, optimizado e implementado por ingenieros. Cuando hablamos de diseño, el ingeniero se apoya en sus conocimientos para reproducir en ordenadores modelos matemáticos que simplifiquen esos diseños.

Con el tiempo, el ingeniero debe asumir un alto grado de responsabilidad, esperando ser la última parte de un eslabón de algo tan sencillo como un bolígrafo, evitando que éste pueda causar daños a terceros y haciendo que la empresa pueda obtener beneficios de este producto.

La ingeniería del futuro tiene grandes retos: diseñar coches mejores, innovar en sectores tan dispares como la nanomedicina, los nuevos materiales súper resistentes o las baterías de coches y naves que irán a otros planetas.

¿Cómo aportan conocimientos las ingenierías?

El ingeniero es el encargado de dar forma a sueños o proyectos imposibles con el objetivo de mejorar la seguridad, la calidad o la tecnología. Todo con el fin de mejorar una sociedad inmersa en un cambio constante, ya sea en electrónica, medicina o edificaciones.

Salir fuera siempre es una buena opción para coger experiencia.

Es por eso por lo que el mercado laboral se ha ido enfocando a este tipo de perfil, que resulta atractivo para los jóvenes que empiezan su andadura laboral y deciden escoger la ingeniería como el sueño de sus vidas, esperando ser los nuevos genios de la ingeniería moderna.

Así que después de esto, lo difícil para las nuevas generaciones es escoger qué ingeniero quiere ser, qué especialización y escuela elegir, o incluso dónde cursar dicha carrera. En un mundo globalizado y en el cual, debido a la forma de concebir la producción de tecnología, hoy se necesitan ingenieros en Europa y mañana puede ser la India el foco de ingenieros mundiales.

Solo en un portal web, hemos constatado más de 2.500 ofertas de empleo* dedicadas a este perfil de ingeniero, variando de ingeniero de sistemas o ingeniero Industrial, con diferentes grados, desde gerencia a diseñadores mecánicos.

Wikipedia en su entrada de definición del ingeniero, dice: “debe ser la persona encargada de congeniar ciencia y tecnología”; cada vez más, las líneas de estos campos están más difuminadas e ingenieros de ambos campos se dan la mano en colaboraciones e intercambio de ideas para poder superar obstáculos que antes parecían insalvables y que, gracias a ingenieros brillantes, consiguen superar retos que parecen sacados de la ciencia ficción.

¿Entonces, qué estudio, ingeniería?

Los estudios de ingeniería ofrecen salidas profesionales en ámbitos muy diversos.

El alumno debe escoger entre vocación o estabilidad laboral futura, algo que puede suponer una disyuntiva vital para quien tenga que enfrentarse a esa decisión.

¿Qué sueldo tendré, en función de la ingeniería que escoja?

En España, por historia, el ingeniero está bien considerado y es verdad que con la crisis se ha producido una fuga de ingenieros, lo cual ha llevado a una falta de ellos en ciencias exactas tales como:

  • Matemáticas.

  • La lógica y la lógica formal.

  • Astronomía.

  • Biología.

  • Física.

Todas ellas madres de las muchas ingenierías en las que derivan, donde el ingeniero actual es demandado y muy cotizado.

Los sectores más demandados (la ingeniería con más salida)

Son los denominados sectores tecnológicos y en los que el ingeniero requiere de una especialización mayor, así:

1. El sector energético

  • Ingeniero industrial.

  • Ingeniero de procesos.

  • Gerencia y dirección de ingeniería.

 

El sueldo medio oscila entre los 46.000€ y los 50.000€ anuales. El sector energético, uno de los más demandados en el momento de liberalización de mercado que existe en España, incluye las denominadas energías renovables o medioambientales, tales como la energía eólica y la solar. 

 

2. Ingeniero industrial superior

Por su ambigüedad y capacidad de adaptación en diferentes sectores, es una de las ingenierías más valoradas, estando por encima de 48.000€ anuales en la mayoría de las ocasiones en el caso de un ingeniero senior (más de 5 años), teniendo altas posibilidades de ofrecer su talento fuera del ámbito español.

 

3. Ingeniero de datos “analítico"

  • Matemático.

  • Estadístico.

  • Físico.

Los llamados Business Intelligence, muy buscados, pueden alcanzar los 85.000€ anuales. Son reclutados por su talento y muy apreciados en empresas de IT, de alta tecnología y asociadas al uso de datos, internet de las cosas, Big Data. Gran capacidad de analítica, muy cualificado para ser el Core de una Start-up tech.

 

4. Ingeniería Aeronáutica

Otra de las ingenierías que está ahí, una ingeniería que en los tiempos de los vuelos low-cost y la competición por los vehículos especiales, eléctricos, voladores, trenes de alta velocidad o incluso drones, necesita ingenieros que sepan entender los nuevos tiempos, superando los retos que se les presentan.

Las carreras con más futuro

Estas son las carreras con más salida:

  • Ingeniería Industrial.

  • Ingeniería Informática.

  • Ingeniero en administración de empresas.

  • Ingeniería en Telecomunicaciones.

  • Ingeniería en Matemáticas.

 

En la nueva era, un ingeniero con matemáticas sabrá resolver la complejidad del uso masivo de datos mediante algoritmos de implementación que faciliten la compresión en estaciones de trabajo. Esto era algo impensable para este tipo de ingeniero hace una década, cuando su carrera le ofrecía pocas salidas, estando abocado a la enseñanza y poco más.

La era digital ha transformado por completo al ingeniero de carreras minoritarias, muchas de ellas con pocas salidas, obligando a las empresas a reclutar talento extranjero para llegar a cubrir puestos importantes.

Muchas de las carreras actuales se han tenido que ir adaptando paulatinamente a los avances en el sector y han tenido que reconvertirse para proveer unos ingenieros acordes con un mercado demandante de una especialización que normalmente llega tarde a las escuelas.

Google y muchas empresas de Palo Alto, han dado ese paso y ya no fichan un ingeniero empleado por su título académico, sino por su TALENTO, sabedores de que ésta es la clave para que sus empleados desprendan aptitudes y capacidades que sus competidores no tienen en cuenta.

Las empresas de recruiting o captación de talento tienen dos grandes ejes de acción: ayudar a las compañías a cubrir esas posiciones de ingeniero que, por medios propios, supondrían una importante inversión de tiempo; y brindar oportunidades laborales a jóvenes con talento.

¡Pero sigamos conociendo qué tenemos que hacer para encontrar la ingeniería que queremos!

Cosas a tener en cuenta antes de elegir una Ingeniería

La gran mayoría de los estudiantes se dirigen a estudios relacionados con las ingenierías.

Llega el momento de la selectividad y hay que decidir qué estudiar, aunque las ingenierías se perfilan como el destino del 87% de los estudiantes.

¿Qué preguntas debo hacerme antes de decantarme por una ingeniería u otra?

¿Cuáles son las ingenierías con más salida en los próximos años?

¿Quién puede orientarme sobre qué ingeniería debo elegir? 

¿Qué ayudas puedo conseguir para pagar la universidad?

  • Becas del Estado.

  • Becas deportivas.

  • Posibilidad de estudiar practicando un deporte.

 

¿Qué opinan los ingenieros de ahora sobre la enseñanza?

¿Hacia dónde va la enseñanza actual?

¿Sigue siendo la ingeniería el motor de las empresas?

Talento por encima del título universitario.

 

Las empresas orientan a los futuros ingenieros:

La búsqueda de talento antes de finalizar la carrera.

Becas privadas para estudiantes.

Proyectos, escaparates de alumnos para las empresas.

¿Qué ofrecen las empresas para atraer talento?

La experiencia es la primera dificultad del ingeniero junior.

 

Antes de decidirte, reflexiona

Lo primero que debes hacer es sentarte y reflexionar:

¿En qué soy bueno?

  • En qué soy bueno estudiando y en qué no. Puedo descartar ser ingeniero si lo que realmente me gustaría es estudiar una carrera de letras o la geometría y las matemáticas son un suplicio para mí.

¿Qué me gusta?

  • Si mi afición son los aviones, cursaré estudios relacionados con este ámbito, como, por ejemplo, Ingeniería Aeronáutica. Sin embargo, si mi afición es hacer crucigramas, quizás matemáticas o algo relacionado con datos, sea lo mío. Es importante relacionar estudios con aficiones.

Evalúate

  • Crea un perfil en algún portal profesional que te permita ver con perspectiva tus conocimientos actuales y enfocarlos a la ingeniería adecuada.

Averigua la “trastienda” de la carrera

  • Con la infinidad de ingenierías actuales, hay que ver primero con qué tipo de asignaturas cuenta cada carrera, qué universidades las imparten, visitar los centros (recomendamos visitar por lo menos 2 y poder contrastar así lo que nos dicen o lo que nos quieren “vender”). En definitiva, tener claro cómo las asignaturas principales pueden convivir en diferentes ingenierías, por si queremos cambiarnos a otra, estar a tiempo.

Dónde estudiar un grado universitarioSi quieres saber donde se imparten grados de ingeniería Pincha aquí.

Consulta orientadores de estudio

  • Cuando estás decidiendo si estudiar una ingeniería o no, dispones de órganos de tutela y personas que asesoran al estudiante ante la toma de decisiones. Puede resultar muy útil escuchar a personas con experiencia en estos ámbitos. Como hemos apuntado en este artículo, también existen ferias y/o congresos dedicados al asesoramiento de futuros ingenieros, donde empresas asesoran basándose en experiencias propias de sus trabajadores.

La moda, reflejo de qué debo estudiar

  • Todos nos hemos dejado seducir por series de televisión y podemos creernos futuros emprendedores de empresas Tech, soñando que llegamos a ser Steve Jobs en el garaje de nuestra casa. Por eso debemos ser justos y pensar en nuestras aficiones y fortalezas para ser fieles a nosotros mismos.

Idiomas

  • El ingeniero de hoy debe tener idiomas, no es una apreciación, es una realidad. Es muy probable que una empresa mediana de hoy tenga sede fuera de nuestro país, ya sea su fabricación, su sede técnica o su desarrollo. En un porcentaje muy alto, el ingeniero deberá visitar fábricas o clientes fuera de su ámbito nacional. Por eso, los idiomas deben ser parte de la formación del ingeniero moderno; cuantas más lenguas sepamos, o cuantas más asignaturas en lengua extranjera hayamos cursado, mejor. Estudiar una ingeniería en el extranjero no debe tampoco ser una cosa extraña para completar y perfeccionar el idioma.

Salidas profesionales

  • Piensa en las salidas profesionales que tiene la ingeniería que quieres estudiar. Aunque no debe ser un factor prioritario, sí debemos pensar en las salidas profesionales que tiene la ingeniería por la que nos hemos decantado.

Esperamos que esta pequeña guía sea útil al futuro ingeniero y sepa aprovechar algunos consejos para la selección de la carrera universitaria que está a punto de comenzar.

¿Qué puedo estudiar?

Los estudios de ingenierías evolucionando cada año para adaptarse al mercado.

 

Consejos para saber qué estudiar

Una de las diez cosas que debes saber antes de elegir una carrera y formarte como ingeniero, está muy clara: se deben tener ganas de estudiar para ser receptivo a todo lo que está a punto de suceder.

El mundo cambia rápido, las carreras evolucionan y las necesidades de las empresas se transforman, así que nuestros consejos para elegir una carrera son:

1. Ser activo

Es necesario tener una visión a corto plazo del mercado laboral que nos permita entender qué necesidades en ingeniería existen en el momento, y hacia dónde va este mercado.

Asistir a ferias, congresos y certámenes de jóvenes estudiantes o ingenieros noveles referentes, start-ups o conferencias donde se expone lo más High del mercado TECH IT donde se muestran las ingenierías más actuales. El objetivo es que averigües cómo está el mercado laboral y ponderes necesidades o carencias propias o de empresas.

  • Te dejamos algunos de los lugares donde se cuece el sector de la ingeniería en España, ferias o certámenes para saber más sobre universidades.

  • ¿Cómo puedo estudiar becado una ingeniería?

  • ¿Qué empresas apuestan por la formación y en qué sectores se aporta financiación para los alumnos de ingeniería?

2. ¿Vocación o Sueldo? ¿Qué quiero hacer?

La otra gran cuestión es: no siempre coincide lo que uno quería ser cuando era pequeño con lo que se plantea después. Y es que, la ingeniería ha vivido una auténtica revolución en los últimos 10 años que ha hecho que carreras que antes eran imposibles, ahora estén totalmente implantadas.

No siempre hemos estado tan cerca de conseguir lo que queríamos estudiar; llegado el momento, nuestro entorno, situación social y, sobre todo, nuestras amistades, pueden influir en la toma de una de las decisiones más importantes de nuestra vida.

Uno siempre debe tomar las decisiones pensando en ¿QUÉ ME GUSTARÍA ESTUDIAR? ¿QUÉ QUIERO HACER? No debe dejarse llevar por modas o por notas de corte que le lleven a ingenierías obsoletas o que le resulten tan pesadas, que las abandone en un corto periodo de tiempo.

 

El salario no tiene que ser el único factor para decantarse por una carrera.

 

3. ¿El SALARIO decide una ingeniería?

Nunca. El objetivo al decantarse por una ingeniería u otra siempre debe ser estudiar lo que uno quiere, no es una decisión económica. Debemos ser capaces de entender este concepto y tenerlo claro. Una ingeniería que hace 5 años no tenía salida, en la actualidad, suele estar entre las más buscadas por las empresas. Y es que la tecnología avanza muy deprisa y seguro que mientras uno está estudiando para ser ingeniero de alguna especialidad, surge una nueva especialidad.

Si uno decide estudiar cualquier tipo de ingeniería y cuenta con una buena actitud, hoy hay miles de empresas dedicadas a la captación de talento que saben apreciar esas cualidades, ofreciendo una retribución económica que se adecúa a la experiencia del candidat@, como también a la ley de la oferta y la demanda del mercado. Además, como el mundo está tan conectado (como demuestra la teoría de los 6 grados de separación, el candidato dispone de un amplio abanico de oportunidades profesionales a las que puede acceder.

 Decantarse por una ingeniería u otra no debe depender del salario; otra cosa es conseguir la solvencia económica suficiente para poder cursarla donde queremos en los primeros años de carrera. Esto no debe impedir que nos sintamos realizados en la ingeniería que hemos querido estudiar.

 

4. Comienza a interesarte, ¿dónde puedo saber qué estudiar?

Asiste a conferencias de ingenieros y ferias de ingeniería donde se exponen proyectos, o concursos de ingeniero (ver, coche carreras impulsado por energía eléctrica) que presentan lo más puntero de cada Universidad. Pasar a conocer el ámbito de cada ingeniería y cómo se forman los futuros ingenieros es algo que te despertará la curiosidad de QUÉ ESTUDIAR, y de iniciar la nueva etapa como estudiante de ingeniería.

VER LAS OFERTAS DE TRABAJO

¿Ya sabes qué estudiar?

Últimos Post Ingeniería